Había una vez una gota de agua que se sentía sola dentro de una nube, pronto su resguardo llego a lo más alto del cielo cerca del sol. La nube tenía dos opciones, la primera era huir a otro lugar, la segunda era llorar por su pronta desaparición.

La gota que sola se sentía, vio como su pequeño hogar estaba apunto de huir a otro lugar y comenzó a moverse de tal forma que la nube sintió cosquillas y empezó a reír tanto que descargo un millón de gotas.

La ultima gota en caer, fue la gota encargada de hacer feliz a la nube.

Cuando la gota tocó la tierra, se sintió plena por haber sido quién diera vida a un brote de una diminuta rosa azul del jardín de la señora más amargada del lugar.

La historia de una gota de agua.

Written by Jess
Me encanta escribir, amo los libros, especialmente la literatura clásica, me encanta la fotografía y disfruto mucho escribir un montón de cosas producto de la imaginación.

Leave a Comment