Hay una solución para casi todo tipo de problemas, y está marcada con color amarillo allá al fondo de la habitación principal de su cuarto. Casi nadie lo sabe, pero es más fácil de lo que se cree, sólo debes acercarte lentamente al final de los cuadros del piso, y subir la mirada al fondo de la mesa, allí casi en la esquina derecha, encontrarás una cajita muy especial, adentro, con tela de color blanco, están 3 frasquitos de tinta amarilla.

Cada frasquito tiene la cantidad suficiente de tinta que se requiere para solucionar todos los problemas que alguien pueda tener, sólo basta abrir cada uno de los frasquitos y colocar una gotita de tinta amarilla en un cuadro de tela de manta con un grosor de 30, y entonces la magia comienza a generarse.

Cada frasquito tiene que ser regresado sigilosamente a su lugar, y la persona debe abandonar la habitación por un largo tiempo, hasta que otro problema pueda llegar a tener, solo así podrá volver a la habitación y está vez tomar 2 gotitas de tinta amarilla de los 3 frasquitos, tomar nuevamente una cuadro de tela, pero esta vez de menos grosor, y la magia volverá a presentarse, y así sucesivamente hasta que un día, se dará cuenta que ya no necesita ninguna gota de los 3 frasquitos de tinta amarilla, ahora necesita gotas de otros colores y de otros frascos que esperan impacientes a ser encontrados en el resto de aquella casa gigante.

Written by Jess
Me encanta escribir, amo los libros, especialmente la literatura clásica, me encanta la fotografía y disfruto mucho escribir un montón de cosas producto de la imaginación.

Leave a Comment